5/10/16

El incidente entre Rosberg y Räikkönen y la inconsistencia de los comisarios de la FIA

El incidente entre Nico Rosberg y Kimi Räikkönen en el GP de Malasia 2016
La Fórmula 1 ha hecho del dispararse al pie un arte, y para seguir con la tendencia autodestructiva que viene mostrando de forma especialmente clara desde las numerosas quejas sobre los motores V6 híbridos introducidos en 2014, ha empezado a tomar las normas deportivas como un juego de decisiones inconsistentes e incoherentes que hasta al aficionado menos experimentado llama la atención.

Finalizado el Gran Premio de Malasia 2016, el foco de atención se centró en el abandono de Lewis Hamilton por problemas en el motor de su Mercedes mientras lideraba con relativa comodidad la carrera. Obviamente era la noticia del día dadas las implicaciones que tenía para el campeonato del mundo de pilotos. Pero a lo largo de la carrera se produjeron varios hechos destacables que probablemente no han llamado la atención lo suficiente, siendo uno de ellos referencia al reglamento técnico y otro al deportivo.

La rueda que perdió el Haas de Esteban Gutiérrez en mitad de la recta, con Kimi Räikkönen justo detrás, debería haber sido un motivo evidente para reabrir el debate sobre la necesidad del halo en la F1. Como uno ya podía esperarse, esto no sucedió, ya que dicho debate únicamente coge fuerza cuando los conceptos a discutir hacen relación a la estética de los monoplazas. La seguridad, ¿a quién le importa la seguridad?

Pero no es ese el punto en el que deseo centrarme, pues ya di mi opinión sobre el halo y el retraso de su implantación en un artículo previo, pues lo visto en Sepang me ha dejado con ganas de comentar la maniobra de adelantamiento de Nico Rosberg sobre Kimi Räikkönen, la posterior y casi inmediata sanción al piloto alemán y las implicaciones que esta decisión acarrea en el global de este deporte donde la rotación de árbitros parece dar carta blanca a la inconsistencia e incluso justificarla ante un reglamento permisivo con las interpretaciones.

Esta historia no es para nada nueva, y en múltiples ocasiones hemos visto diferentes consecuencias para maniobras similares, pero esta temporada tengo la sensación de que se está explotando en exceso esa aparente libertad. El caso de Malasia es el último de una lista de decisiones discutibles adoptadas por los comisarios de la FIA, e incluso obviando los demás resulta poco comprensible que dicha maniobra de adelantamiento pudiese ser objeto de sanción.

Sanciones al riesgo que fomentan los adelantamientos con DRS

Cierto es que los pilotos no deben excederse a la hora de realizar este tipo de maniobras, pero los adelantamientos arriesgados e incluso al límite siempre han sido parte del espectáculo de la F1, especialmente antes de la introducción del DRS que los ha limitado de forma severa. Precisamente esa fue mi reacción al ver la maniobra del piloto alemán de Mercedes, ya que posiblemente era una de las primeras que se realizaban ese domingo fuera de las rectas en las que se utilizaba el DRS, y una de las pocas junto a la batalla posterior entre los dos Red Bull. La penalización no podía ser más significativa de la situación que vive la F1, ya que además de lo injusto de la misma, se interpreta como un tirón de orejas a todo aquel que se atreva a hacer una maniobra arriesgada sin esperar un poco a la llegada de una zona de DRS.

Salida del GP de Malasia 2016 de F1

La clave de dicha sanción fue el toque entre el Mercedes y el Ferrari. Rosberg ejecutó en las dos primeras curvas una maniobra ya conocida en el circuito malasio, yéndose largo en la primera de ellas, manteniendo el coche en mitad de la pista y tirándose al interior en la curva 2 gracias a la mejor tracción y a la existencia de hueco por el interior. No estamos hablando de una maniobra en la que un piloto pierda el control, ya que la trayectoria de Nico le hubiese permitido tomar la curva sin problemas si quitamos a Räikkönen de la ecuación. Un Räikkönen que dejó espacio y al tomar la curva se vio sorprendido por la agresividad del alemán, tantas veces criticado por no hacer gala de ella.

El contacto entre ambos monoplazas se produjo precisamente cuando Kimi giró para tomar la curva sin darse cuenta de que Rosberg ya le tenía cogido el interior, y aunque obviamente eso no implica culpabilidad alguna para el finlandés, sí exime de culpa al alemán al no haber causado él dicho toque por haber entrado demasiado pasado, quedándose dicha colisión en un simple incidente de carrera. Pero lo que entonces muchos aficionados celebraban como un gran adelantamiento terminó siendo castigado por la FIA, para sorpresa del jefe del equipo alemán Toto Wolff.

Wolff, que como cabía esperar se puso del lado de su piloto, calificó la decisión como "un absoluto sinsentido", y destacó que si algo debe desear la F1 es alentar a los pilotos a que compitan entre ellos: "Hace un par de meses decidimos entre todos que queríamos permitir la competición entre todos los coches, y que si no estaba claro al 100% que alguien tenía la culpa les dejaríamos competir entre ellos", recordó Toto. "Y ahora pasa esto."

Los comisarios no dudaron en sancionar de forma casi inmediata

Como apunta Autosport en este artículo que analiza el incidente, dicha maniobra tiene otro condicionante en el hecho de que se produjo a baja velocidad, por lo que las consecuencias del choque entre monoplazas fueron leves y de hecho no supusieron un importante contratiempo para Räikkönen, que mantuvo su posición sin problemas hasta el final de la carrera. A lo largo de esta temporada hemos sido testigos de maniobras más peligrosas a mucha mayor velocidad que han sido consideradas como legales por los comisarios, especialmente las realizadas por Max Verstappen en Hungaroring o Spa-Francorchamps.

La publicación inglesa también hace referencia al artículo 38.1 del reglamento deportivo de la FIA, que dice textualmente que "salvo que esté completamente claro que un piloto ha incumplido las reglas, cualquier incidente en el que estén involucrados más de un coche será investigado normalmente después de la carrera." Esto hace aún más inexplicable el hecho de que Rosberg recibiese su sanción poco después de la maniobra, de manera prácticamente inmediata, pues resulta complicado ver cómo dicho adelantamiento es tan claramente una maniobra ilegal incluso viendo las repeticiones en frío una vez terminada la carrera.

El hecho de que finalmente nada de esto tuviese un impacto importante en la resolución de la prueba, pues tanto Rosberg como Räikkönen consiguieron mantener sus posiciones, no quiere decir que no estemos ante un caso escandaloso de incoherencia arbitral por parte de los comisarios. Imaginemos por un momento esta misma situación con implicaciones reales en el campeonato del mundo, en una cita decisiva. Probablemente se hablaría de esta decisión durante meses.

Comparando incidentes se descubre inconsistencia en las decisiones

A lo largo de esta temporada hemos visto varias investigaciones y penalizaciones impuestas por maniobras en las que pilotos que luchan por el título se han visto involucrados. La primera de ellas fue en España con el incidente que dejó fuera de carrera a los dos Mercedes, y que no tuvo consecuencia alguna en forma de sanciones. Posteriormente, Nico Rosberg fue sancionado por una dura maniobra en Austria sobre el propio Hamilton, un accidente injustificable pese a los problemas de frenos que arrastraban ambos monoplazas en la parte final de aquella carrera.

Nico fue nuevamente sancionado en Alemania por una acción similar a la del Red Bull Ring, esta vez frente a Max Verstappen. Después de que ambos pilotos ya hubiesen tenido un encontronazo en Silverstone, Rosberg era consciente de la necesidad de ser agresivo para pasar a la joven estrella holandesa nada más salir de boxes. Los comisarios interpretaron que el de Mercedes había echado de pista al de Red Bull, en una decisión bastante controvertida que resalta aún más en la memoria tras lo sucedido en Malasia y especialmente con las posteriores maniobras del propio Verstappen en Bélgica, que se saldaron con una impunidad total.

Cartel de los comisarios de la FIA en los circuitos de F1

Precisamente Verstappen es el ejemplo que llama la atención en la incoherencia de la FIA. Su maniobra en Hungría sobre Räikkönen pareció legal, pero en función del criterio expuesto por los comisarios en otras acciones podría perfectamente haber sido sancionada. En Bélgica, sus movimientos en plena recta y su defensa en Les Combes dejando sin espacio a los rivales fueron claramente más peligrosas y sancionables cuando se comparan con las de Rosberg en Alemania y Malasia.

Otro incidente que llama especialmente la atención sucedió en Canadá entre los dos candidatos al título, cuando Lewis Hamilton se tocó con Nico Rosberg en la salida, forzando al alemán fuera de la pista en una maniobra que ni siquiera llegó a ser investigada por los comisarios y que, bajo mi punto de vista, es bastante más clara y evidente que la de Rosberg sobre Verstappen en Alemania. En todas estas maniobras se acusó al alemán de no ser o no saber ser suficientemente agresivo.

Warwick (comisario FIA): "Quiero que Lewis gane esta carrera"

La inconsistencia mostrada en las decisiones da pie a este tipo de comparaciones, independientemente de la mencionada rotación de comisarios. Quizás los jueces de la FIA deberían tener un poco más de cuidado a la hora de juzgar en caliente situaciones que probablemente ya se hayan juzgado previamente con un resultado distinto, y tomar las decisiones previas como factor a la hora de juzgar una maniobra concreta.

La FIA también debería tomar nota de que los comisarios mantengan su imparcialidad y no salgan ante la prensa hablando sobre su piloto favorito minutos antes del inicio de la carrera, como sucedió con Derek Warwick, comisario en Malasia, comentándole a Martin Brundle (minuto 7 del vídeo enlazado aquí) que "al igual que tú, quiero que Lewis se escape y gane esta carrera para que vuelva a meterse en el campeonato." Unas declaraciones que no hacen ningún favor al gremio que, junto a otros tres comisarios, se encargaba de representar en el pasado Gran Premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre el blog

MANDF1

Desde su nacimiento en 2008, más de 500 publicaciones tratan de plasmar en palabras la actualidad, las opiniones y sentimientos de su autor sobre un mundo complejo pero apasionante como es el de la F1.


Publicaciones recientes

recentposts

Publicaciones aleatorias

randomposts